Snack…o resopón

Hace más de dos años asistimos a una de las mejores bodas a la que hemos tenido el placer de acudir. Todo estaba muy pensado pero aún así no se notaba porque cada detalle parecía ocurrir de manera natural y eso era lo bueno. Pero lo mejor de todo es que no paró de haber comida en todo el día. Pensaréis qué glotonas, pues sí, pero dejando eso aparte, pensamos que es un punto clave y de gran éxito.

Los invitados, y los novios, siempre llegan con muchas ganas de comer, pero en el pica pica previo entre que hablan, saludan, se ríen…siempre acaban comiendo poco y rápido. Además suelen llegar con la garganta seca y empezar a brindar sin parar, un viva los novios por aquí ¡chinchín!, un que se besen por allá, ¡chinchín! y así durante toda la comida.

La hora del banquete es cuando sí se come de verdad. Pero a veces pasa mucho rato entre plato y plato, entre brindis y brindis y la comida les acaba llegando a los pies. Entonces llega el baile y lo único que les queda para reponer fuerzas es bebida…mal.

Aquí es cuando debería entrar esa palabra tan bonita que pocas veces se utiliza: El resopón. La comida que tomamos a modo de snack después de cenar o cuando te vas a acostar tarde, que sería el caso.

¿Qué comida elegiríais vosotros para este precioso y apreciado momento de vuestra boda? ¿Partidarios o no de hacer resopón?

oakcanyon-wedding-33wedding-food-01 (1) clock-wedding-16 backyard_innout12 seattle-wedding-21 seattle-wedding-2c seattle-wedding-1a carnival-engage-o carnival-engage-c


8
bridal-shower-pops-02

chicago-wedding-32

¿Salado, dulce, carrito de los helados, donuts…? Hay mucho donde elegir (=

dBoda

Fotos: 100layercake, greenweddingshoes, pinterest

 

 

Anuncios

Macarons, Oh là là!

París, ¡la ciudad del amor! y los macarons su dulce más famoso.

Los macarons son galletitas en forma de sandwich. Se componen de dos bases de galleta parecida al merengue y por dentro se rellena con crema de cualquier sabor. Están muy buenas, pero lo más original son la variedad de colores en los que puedes encontrarlos.

Soñando e inspirándonos entre bodas de todo tipo hemos visto que realmente este mini pastelisto alegra las mesas de los convites. Si decides añadirlos en tus planes solo tienes que eligir el color que combine con el resto de la decoración o, si estás indecisa, elegirlos todos. Luego piensa para qué querrás utilizarlos y ¡voilà!


Podrían colocarse en la mesa de recepción como detalle de bienvenida o en una mesa a parte durante el baile, para que los más bailarines de la noche recuperasen fuerzas. Utilizarlos como regalo para los invitados también podría ser un buen recuerdo y muy bueno…mmmm.

¡Macaronízate! macaroniza tu boda y hazla aún más divertida. Como ves con imaginación podrás colocarlos allí donde quieras.

(=

dBoda.

Fotos: weheartit; pinterest;